La compleja situación de los armenios en la Ciudad Vieja de Jerusalén

Jerusalkem-Armenian-QuarterLa señal de noticias France 24 presentó en su página de internet un informe sobre la Ciudad Vieja de Jerusalén y una perspectiva sobre la cohabitación de las comunidades que comparten este suelo sacrosanto, titulado: “La convivencia en la Ciudad Vieja: cuatro comunidades compiten por territorio dentro de muros sagrados”.

En la parte concerniente a la situación de los armenios, el texto destaca:

“Se podría pensar que la situación sería un poco más fácil en el barrio armenio, ya que no son palestinos y no están directamente implicados en el conflicto árabe-israelí. Pero son residentes de una ciudad que los judíos consideran santa y quieren tomar nuevamente, lo que significa, al menos, que los armenios están en medio del camino”.

“La familia de Annie Dikbikian huyó del Genocidio Armenio y ella nació y fue criada en el barrio armenio de la Ciudad Vieja. “Solía ser tranquilo aquí”, dice Dikbikian. “Ha cambiado demasiado”.

“Los armenios, que son Cristianos Ortodoxos”, continúa el artículo, “se sienten empujados fuera de la Ciudad Vieja”. “Tememos a los árabes y a los judíos”, afirma Dikbikian”.

“La vida en la Ciudad Vieja es particularmente difícil para los niños. “Ellos tienen espacio, no tienen a dónde ir”, sostiene Dikbikian. “Tengo un hijo que no le gusta mucho salir debido a la situación”, agrega.

“También es incómodo para ella en la Ciudad Vieja. Su estilo de vestir no sería llamativo en la mayoría de las partes del mundo, pero no se ajusta a los estándares conservadores de los judíos o los árabes. “Te miran como si fueras un extraterrestre”, dice. Y eso es sólo la parte suave de la situación. “Durante las vacaciones de Pascua, cuando los armenios desfilan por la Ciudad Vieja con una gran cruz de madera, los judíos vienen a escupir sobre ella”.

“Se están acercando mucho”, dice Dikbikian sobre los colonos judíos que están comprando casas en la Ciudad Vieja. “Todos los días te dicen que salgas de aquí. Si tuviera el dinero y el poder definitivamente me iría”, concluye”.

Compartir