El Parlamento de Armenia adopta una declaración que condena el genocidio Yazidi

Desplazados yazidís huyen hacia la frontera siria, en los alrededores del monte Sinjar, ante el avance de las milicias del EI, el 10 de agosto del 2014.

Desplazados yazidíes huyen hacia la frontera siria, en los alrededores del monte Sinjar, ante el avance de las milicias del EI, el 10 de agosto del 2014.

La Asamblea Nacional de Armenia aprobó este martes 16 de enero, con 91 votos a favor y 1 abstención, el proyecto de declaración sobre la condena al genocidio contra la población yazidí llevada a cabo por terroristas del ISIS en 2014 en territorios de la República de Iraq que estaban bajo su control.

“El reconocimiento del Genocidio Yazidi por el parlamento armenio es un momento histórico para toda la comunidad Yazidi en el mundo y para las víctimas de este genocidio”, señalaron la activista de los derechos humanos yazidíes Nadia Murad y la ONG Yazda.

En su declaración, sostienen que saludan este paso importante, especialmente porque proviene de un país que, en la historia reciente, ha sufrido mucho a causa del genocidio.

Nadia Murad

Nadia Murad

“Me conmueve la decisión de hoy y me gustaría expresar mi gratitud al pueblo de Armenia y a sus representantes en el Parlamento. El reconocimiento del Genocidio significa mucho para mí y para todas las víctimas del genocidio”, declaró Murad, Embajadora de Buena Voluntad de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), por la dignidad de Sobrevivientes de la trata de personas.

El yazidismo es una religión minoritaria que se remonta al año 2.000 a.C. y que tiene sus orígenes en el Zoroastrismo, es decir, se basa en las enseñanzas del profeta y reformador iraní Zoroastro. La agrupación terrorista Estado Islámico, también conocido como ISIS o Daesh, que declaró un califato en algunas regiones de Irak a partir de 2014, comenzó a expulsar  y asesinar de aquellas zonas a las religiones minoritarias por considerarlas “infieles”. En el marco de ese cruento escenario fue que se dio la masacre a los yazidíes.

“El genocidio Yazidi es el último crimen capital de nuestro siglo, el mundo debería reconocer este crimen y aceptar el hecho de que sucedió. No solo eso, sino tomar medidas para detenerlo y adoptar mecanismos para asegurar que no se repita en el futuro”, afirmó Murad Ismael, director ejecutivo de Yazda.

Se estima que más de 3 mil yazidíes fueron decapitados o quemados vivos y cerca de 7 mil secuestrados; las mujeres para convertirse en esclavas sexuales y los hombres en combatientes.

Compartir