El gobierno armenio aprueba nuevo proyecto de ley anticorrupción

e81ecdcb-4729-425f-8d17-0c6ae84c643a_cx0_cy2_cw0_w987_r1_s_r1El gobierno de Armenia dio un nuevo paso  como parte de su declarada lucha contra la corrupción el viernes pasado al acceder a criminalizar el enriquecimiento ilegal de funcionarios, aprobando un proyecto de enmiendas al Código Penal que se aplica a unos 600 funcionarios, incluidos ministros, jueces, y a sus familiares, quienes estarán legalmente obligados a declarar sus bienes ante una comisión estatal especial.

Las enmiendas presentadas por la ministra de Justicia, Arpine Hovannisian, exigen que los funcionarios “justifiquen razonablemente” el origen de los activos que excedan sus salarios anuales en al menos 5 millones de drams (10.500 dólares).

Se presume que algunos funcionarios armenios tienen una posición acomodada a pesar de sus salarios relativamente modestos.

La veracidad de sus declaraciones de ingresos presentadas ante la Comisión Estatal de Ética ha sido cuestionada por activistas y medios de comunicación. Algunos funcionarios han atribuido la riqueza de sus familiares a “regalos” generosos recibidos de terceras personas.

El gobierno, recientemente renovado y reformado, se comprometió a luchar fuertemente contra el enriquecimiento ilegal de funcionarios estatales en su programa de políticas aprobado por el parlamento el mes pasado, que se compromete a realizar “mayores esfuerzos para eliminar uno de los mayores obstáculos para el desarrollo del Estado: el favoritismo, las malversaciones, el soborno y otras manifestaciones de corrupción”.

Compartir