Discurso del diputado de origen armenio Garo Paylan en el parlamento turco

El diputado de origen armenio Garo Paylan, tomó la palabra en el parlamento turco durante la sesión del lunes para referirse al caso del reciente asesinato en Diyarbakir frente a periodistas del abogado kurdo Tahir Elci, opositor al gobierno de Recep Tayyip Erdogan. Comenzó saludando en armenio, relacionó este crimen al del periodista de origen armenio Hrant Dink, asesinado en 2007, e hizo una férrea defensa de la libertad de expresión. Aquí, el video de su discurso.Debajo se encuentra la traducción al español.

“Quisiera transmitir mis condolencias por la muerte de Tahir Elci, la “paloma de la paz”, que acaba de ser asesinado, y también por el oficial de policía que perdió su vida.

Tahir Elci, al igual que Hrant Dink era una “paloma de la paz.”

Hrant Dink, dos días antes de ser asesinado, hablaba de la angustia que tenía. Comosi fuera la angustia de una paloma.

“Si, tengo miedo como una paloma, pero en este país no tocan a las palomas”. Mientras él escribía estas palabras, el servicio secreto turco enviaba desde Trebisondia a Ogün Samast  para asesinarlo.

Hablo del servicio secreto de este Estado, de la Gendarmería y de la Policía.

El servicio secreto lo mandó (al asesino de Hrant Dink) desde Trebisondia  y fue recibido en Estambul. En el momento del crimen, los del servicio secreto lo estaban acompañando. Hace ocho años que luchamos para que la verdad sea conocida.

El presidente de este parlamento acaba de decir: “No voy a permitir que ensucien al Estado”. Pero sobre este Estado hay tres  grandes manchas, y nuestro deber es limpiarlas, no esconderlas. Si no limpiamos estas manchas, los crímenes van a repetirse.

Porque escondimos a los asesinos de Hrant Dink, hoy murió otro defensor de la paz. Elci defendía la fraternidad, la democracia, el dialogo y la paz. Lamentablemente hoy nuevamente han asesinado a una “paloma de la paz”.

Hrant Dink, como periodista, también consagró su vida a la lucha por la paz.

Hace poco, otros  dos periodistas fueron arrestados: Can Dundar y Erdem Gul, porque ambos luchaban por intentar mostrarnos una mancha impregnada en el Estado.

Si el Estado comete un crimen, ¿quién se encarga de pedir justicia? ¿Quién controla la democracia? Para esta tarea, hay tres órganos. Si no hay una dictadura, el primer órgano es el parlamento. Pero lamentablemente, la mayoría de este parlamento es un obstáculo para ello.  Y si el parlamento no cumple su deber, ¿quién lo hará? En muchas democracias, es “el cuarto poder”: la prensa.

No hablo del poder judicial porque está al servicio del gobierno.

Yo me encontraba en la sala cuando estaban siendo juzgados en el tribunal los periodistas (Can Dundar y Erdem Gul). Pensábamos que el juez  era un representante de la justicia independiente. Pero antes de comenzar el juicio, ya tenía una decisión tomada.

En el tribunal expusimos todas las normas nacionales e internacionales de Derechos Humanos que demostraban que no había ninguna posibilidad de meterlos  presos (a los dos periodistas). De acuerdo a resoluciones del Tribunal de Derechos Humanos de Europa, nuestra constitución y las reglas universales de los Derechos Humanos, no se puede justificar el arresto de periodistas. No hay manera de legitimarlo. Can Dundar y Erdem Gul fueron arrestados sin respetar ninguna norma nacional o internacional.

¿Pero qué fue lo que hicieron estos dos periodistas? Dijeron que el Estado estaba cometiendo crímenes.

El gobierno está mandando armas a Siria. Esto ha quedado en evidencia. Al principio los funcionarios rechazaban estas acusaciones, pero luego lo reconocieron,  aunque decían que se trataba únicamente de ayuda humanitaria, no de armas. Tugrul Turkes, actual vice primer ministro, dijo: “Es ayuda humanitaria destinada a los turcomanos de Siria”. Sin embargo ahora el presidente de la República de Turquía reconoce que se trataba de armas, y dice: “Bueno, mandamos armas. ¿Cuál es el problema?”. Entonces, de acuerdo a lo que dice la constitución, nuestro presidente sería un irresponsable. ¿Pero quién lo controla? Porque dice: “Mandé armas”, e imaginamos que estas armas eran para los turcomanos.  ¿Por qué será eso aceptable? ¿Vivimos en un Estado de ciudadanos o de una sola raza? En la misma región viven armenios, árabes, asirios, kurdos, turcomanos, todos juntos. ¿Por qué echamos más leña al fuego? Quien manda las armas es el MIT (Servicio Secreto Turco), pero la ley no permite al MIT mandar armas. ¿No es una gran mancha sobre el gobierno todo esto?

Siria actualmente es un círculo de fuego. Y las malas políticas de Turquía echaron combustible sobre ese fuego, y lo siguen haciendo. Exigimos que esta política intervencionista cese y que se aclare quién les dio armas a los terroristas. ¿Y quién puede aclarar eso? Debería ser la justicia, pero está al servicio del gobierno. Únicamente la prensa puede hacer este trabajo. Son periodistas honorables los quienes lo pueden realizar. Can Dundar y Erdem Gul simplemente cumplieron su rol de periodistas honestos. Si un periodista recibe tales informaciones y decide esconderlas y no publicarlas, no estaría cumpliendo con su rol. Por otro lado, esa realidad (que el gobierno de Turquía entrega armas) es conocida por todo el mundo.

El presidente de Turqúia dice que el periodismo, al publicar pruebas contra el Estado, hace actividades de espionaje. Y señaló: “ Los que publicaron eso, lo van a pagar muy caro. No los voy a dejar tranquilos”. El presidente está amenazando y aplicando medidas autoritarias, no solamente sobre la oposición, sino también sobre los periodistas. Y él mismo, el 2 de junio, personalmente hizo una presentación ante la justicia turca para sancionar a los periodistas. Según la constitución, luego de cuatro meses hecha la presentación, si no hay juicio el caso queda archivado. Pero esta vez, cinco meses y medio después de la presentación, los dos periodistas fueron arrestados. Entonces, ¿cómo vamos a poder salir de este laberinto?

(Dirigiéndose al presidente del parlamento) Señor presidente, escúcheme por favor. Usted dijo que no permitiría que alguien manchara al Estado. Hrant Dink fue asesinado en Estambul por los miembros del servicio secreto. Y hace ocho años que la justicia no aclara el caso. Nuestro Estado desde hace cien años es responsable de muchos crímenes. Y nunca nadie fue sancionado. Y cuando un crimen no es sancionado, cuando hay impunidad, los crímenes pueden volver a repetirse. En nuestro país solamente la prensa libre es una garantía de echar luz a estos crímenes.  Hacer callar a  la prensa  es un crimen también, que viola el derecho de informarse, y nuestro gobierno actual está en el mismo nivel que Afganistán y Somalía en cuanto a la violación de la libertad de expresión.

Donde no hay libertad de expresión no puede haber democracia. Al declarara Erdogan como presidente intocable, no se puede decir que estamos en democracia.

Hace un rato nos llegó la noticia de que la investigación del asesinato de Tahir Elci estaba clasificada como secreto de Estado. Nosotros sabemos muy bien que en este país, si una investigación es clasificada como secreto de Estado, siempre se termina escondiendo la verdad.

(Mirando a los diputados del partido del gobierno AKP) Ustedes hicieron esto. En el atentado en Suruc, en Ankara;  en el caso del asesinato de Hrant Dink. Cada vez que escondieron los crímenes, éstos se repitieron.

Cuando fue el atentado de París, el mismo día el fiscal allí declaró la transparencia de la investigación y nombró al Isis como responsable. Ustedes hacen todo para esconder y proteger a los criminales. Hicieron eso con Suruc, con Ankara y ahora quieren proteger a los criminales que asesinaron Tahir Elci, pero no lo permitiremos. Vamos a lucha por todos los medios contra la injusticia. No los vamos a dejar pasar.

Can Dundar y Erdem Gul no están solos y vamos a defender hasta el final la libertad de expresión”.

Compartir