Discurso de Pashinyan en la ONU: “La seguridad de Artsaj es una prioridad absoluta”

Durante su discurso en la 73ª sesión de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinyan, hizo referencia al conflicto de Artsaj (Nagorno Karabaj), y señaló que “la seguridad de la República de Artsaj es una prioridad absoluta del proceso de negociación de la República de Armenia”.

“Karabaj no debe ser parte de Azerbaiyán, a menos que se quiera desencadenar un nuevo genocidio del pueblo armenio”, agregó.

Según el mandatario, “cualquier intento de resolver el conflicto por medios militares representa una amenaza directa para la seguridad regional, la democracia y los derechos humanos“.

“Armenia continuará su compromiso constructivo en la resolución pacífica del conflicto dentro del formato de los Copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE, que tiene el único mandato reconocido internacionalmente para tratar el conflicto”, afirmó Pashinyan.

“Azerbaiyán debe cambiar su comportamiento de falta de respeto hacia las negociaciones y abandonar la idea de cualquier solución militar y aplicar todos los acuerdos previos. Además, si Azerbaiyán está realmente comprometido con el proceso de paz, debería comenzar a hablar sobre el tema principal de este conflicto: Nagorno-Karabaj“, añadió.

“Azerbaiyán declara en cada ocasión que Karabaj debe ser parte de su territorio. Al mismo tiempo, anuncia que no negociará con Nagorno Karabaj. La pregunta es: ¿cómo Azerbaiyán puede hacer un reclamo sobre Nagorno-Karabaj sin siquiera hablar con Nagorno Karabaj? ¿Es eso posible? Esto es posible solo si el gobierno de Azerbaiyán quiere el territorio y no la gente. Por lo tanto, resulta obvio que la intención de la dirigencia de Azerbaiyán es limpiar a los armenios de Karabaj, como lo hicieron en Najicheván. Esto le da derecho a Nagorno-Karabaj a argumentar, que ser parte de Azerbaiyán para Karabaj significa ser totalmente exterminado. Por lo tanto, Karabaj no debe ser parte de Azerbaiyán, a menos que uno quiera desencadenar un nuevo genocidio del pueblo armenio”, subrayó.

Compartir