Serge Sarkisian y los líderes del parlamento se reunieron para planificar la transición constitucional

FBCDB2EE-2B85-48C0-A2D4-257899225913_cx0_cy13_cw95_w1597_n_r1_sFaltando apenas tres meses para el final de su mandato, el presidente de Armenia, Serge Sarkisian, se reunió con altos legisladores para analizar la transición de Armenia al sistema parlamentario de gobierno.

No trascendió si durante el encuentro Sarkisian dio indicios acerca de su futuro político, que sigue siendo un tema de intensa especulación en el país.

“Debemos completar con éxito este período de transición, y el criterio principal para el éxito en este caso, debe ser un proceso fluido y libre de trastornos”, expresó Sarkisian ante el presidente del parlamento, Ara Babloyan, sus tres vicepresidentes, los presidentes de los comités permanentes del parlamento y los líderes de todos los grupos políticos representados en la Asamblea Nacional, salvo la alianza opositora Yelk, cuyo líder parlamentario Nikol Pashinian, había lanzado fuertes críticas al presidente la semana pasada.

Sarkisian afirmó que debe llevarse a cabo “un enorme trabajo legislativo” en las próximas semanas. Citó la necesidad de promulgar una serie de nuevas leyes derivadas de la constitución enmendada de Armenia que entrará en vigencia inmediatamente después del final de su presidencia el 9 de abril.

La nueva constitución transferirá la mayoría de los actuales poderes presidenciales al primer ministro, el gobierno y el parlamento. Significa que el próximo presidente, que se elegirá para el 9 de marzo, desempeñará un papel principalmente ceremonial.

El parlamento debe designar a los miembros de los nuevos cuerpos estatales encargados de supervisar el sistema judicial armenio y combatir la corrupción y elegir un primer ministro para abril.

El oficialista Partido Republicano de Armenia controla la mayoría de los escaños en el parlamento actual. Algunos altos funcionarios ya han pedido públicamente al presidente que permanezca en el poder como primer ministro. Ha trascendido que en cualquier caso, Sarkisian seguirá siendo el presidente del partido gobernante.

Compartir