Mediadores preocupados por nuevos incidentes en el conflicto de Karabaj

Un equipo de negociadores estadounidenses, rusos y franceses instó este miércoles 5 de julio a las partes del conflicto de Nagorno-Karabaj a mantener el cese del fuego tras nuevas contiendas que, según informes, han provocado nuevas bajas, incluso de civiles.

“Los Copresidentes del Grupo de Minsk urgen a las partes a que dejen de tomar medidas militares”, señaln los mediadores en una declaración conjunta. “La única manera responsable y humana de resolver este conflicto de larga data es que las partes regresen a la mesa de negociaciones de buena fe”, agregaron.

El Ministerio de Defensa de Azerbaiyán denunció que una mujer de 50 años y su nieta de 2 años murieron el martes por la noche tras un bombardeo en su pueblo de Alkhanli, al sureste de Karabaj, mientras que otra residente local resultó gravemente herida.

Por su parte, el Ejército de Defensa de Armenia presenta una versión diferente de los acontecimientos, sosteniendo que las fuerzas de Azerbaiyán dispararon cinco cohetes hacia uno de sus puntos de mando desde una posición de artillería ubicada dentro de Alkhanli, por lo que sus tropas de primera línea tomaron represalias; y acusa a los militares azerbaiyanos de usar a los residentes de Alkhanli como “escudo humano”.

“Si el enemigo realmente sufrió víctimas entre los civiles, entonces debemos expresar nuestro pesar”, señaló el teniente general Levón Mnatsakanian, comandante del ejército de Karabaj. “Al mismo tiempo quiero dejar claro que las Fuerzas Armadas de Artsaj seguirán ejerciendo plenamente su derecho a defenderse y, si es necesario, responder a las acciones ofensivas del enemigo”.

Mnatsakanian también advirtió a Bakú que evite “nuevas aventuras militares”, que tendrían “consecuencias impredecibles”.

Compartir