Se publicó en Italia un libro sobre los intentos del nuncio papal por proteger a los armenios del genocidio en 1915

armenians_468x287El libro “La Santa Sede y el exterminio de los armenios en el Imperio Otomano”, de Valentina Varduhi Karakhanian y Omar Viganò, sobre la misión diplomática del Vaticano en el Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial, período en que se llevó a cabo el Genocidio Armenio, acaba de publicarse en Italia, informa el periódico La Stampa.

El texto se centra en la actividad de monseñor Angelo Maria Dolci, nuncio papal en Constantinopla durante aquella época, cuya principal dificultad fue que la mayor parte de los exterminios de cristianos ocurrieron en las regiones occidentales de Turquía, a cientos de kilómetros de la capital. Pero cuando Dolci comenzó a darse cuenta de lo que estaba sucediendo, realizó todos los esfuerzos para mantener conversaciones no sólo con las autoridades otomanas sino también con las austriacas y alemanas, aliadas al imperio otomano en aquel entonces. Cartas y documentos muestran los esfuerzos ejercidos por él para salvar a los armenios y las otras poblaciones cristianas masacradas, a pesar de los limitados atributos y medios financieros de que disponía.

El Papa Benedicto XV también intercedió para proteger a los cristianos perseguidos, dirigiéndose al sultán otomano Mehmed V en tres oportunidades.

El libro reforzaría la teoría de que los esfuerzos del Vaticano fueron casi en soledad, debido a que las potencias occidentales, más preocupadas por sus intereses estratégicos en el contexto de la guerra, hicieron la vista gorda al destino de millones de inocentes que sufrían un genocidio.

Compartir